INCAPACIDAD LABORAL.

Es la alteración de la normalidad anatómica del trabajador que origina la limitación en su posibilidad funcional para el trabajo, resultando una anatomía funcional desfavorable al laborante. Estrictamente es la disminución o pérdida temporal o permanente de las facultades o aptitudes físicas o mentales, que imposibilitan a una persona para desempeñar su trabajo, como consecuencia de una alteración anatómica o funcional del cuerpo humano. La incapacidad puede derivar de un riesgo de trabajo (accidente o enfermedad de trabajo) o de una enfermedad o accidente no profesional.

Fuente: Prontuario teórico práctico de derecho del trabajo, op. cit., p. 422