DERECHO DE DEFENSA

El derecho de defensa no es sólo un derecho público subjetivo del imputado, sino que constituye también una exigencia esencial en la estructura del proceso, ya que éste no puede concebirse sin la defensa, en virtud que deben contradecirse dialécticamente con las hipótesis de la acusación con sus correspondientes prueba, otorgando a la defensa los mismos derechos y facultades a la acusación, es decir, resguardar efectivamente el equilibrio procesal entre las partes contendientes

Fuente: Amparo directo en revisión 1621/2010. 15 de junio de 2011. Cinco votos. Ponente: Ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Derivado de este asunto véase Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, t. XXXIV, Agosto de 2011, p. 222, tesis 1a. CLI/2011; IUS: 161328