DERECHO A LA VIVIENDA

debe considerarse como el derecho a vivir en seguridad, paz y dignidad en alguna parte. […] está vinculado por entero a otros derechos humanos y a los principios fundamentales que sirven de premisas al pacto. […] el término vivienda se interprete en un sentido que tenga en cuenta otras diversas consideraciones, y principalmente que el derecho a la vivienda se debe garantizar a todos, sean cuales fueren sus ingresos o su acceso a recursos económicos

Fuente: Alli Aranguren, Juan-Cruz, “Urbanismo y vivienda. La interrelación de las políticas de suelo y vivienda”, en Revista de Derechos Urbanístico y Medio Ambiente, julio 2005, núm. 219